jueves, 25 de diciembre de 2008

Hombres y punto




Este es Pedro, un chico que apareció en Isla Canela para que le guiásemos un trabajo en lana. Hacia unos días que por su cuenta había comenzado, en punto, una bufanda para su novia. Era la primera vez que tejía y el pobre tenía una lana finísima. Terminó su bufanda y quería seguir con algo más ... un gorro de ganchillo. Cogió el gancho y tanto le gustó que acabó haciendo el gorro y un bolsito monísimo. Forró el bolso le puso cremallera... vamos una joya. En su vida había cogido una aguja y mucho menos un gancho, pero mirad el resultado.

No hay comentarios: